Ahorrar energía y dinero en casa

26/09/2014

1 de 3

Implementar todas o algunas de estas medidas (muchas de ellas gratuitas o muy económicas) dará lugar a ahorros en la factura energética de su hogar que podrán suponer fácilmente un recorte superior al 30%

1.- Mejore el aislamiento de la vivienda. La mitad del consumo energético se debe a la calefacción. Si reforma la vivienda, instale un buen aislamiento en las paredes exteriores (y en los techos si es la última planta) y sustituya sus ventanas viejas por otras de vidrio doble bajo emisivo y marcos de PVC. Aunque la inversión sea algo elevada, la amortizará en pocos años. Le será rentable.

2.- Aísle y selle las cajas de las persianas introduciendo en su interior láminas finas de corcho, espuma autoadhesiva, poliespán o cualquier otro material aislante y pegándolas a las paredes. Evitará la fuga de calor y las infiltraciones de aire frío directo de la calle (y viceversa en verano).

3.- Selle puertas y ventanas. Localice las rendijas, que normalmente se encuentran en la parte inferior de la puerta de entrada y en los contornos de las ventanas, e instale burletes, son tiras de caucho, espuma o silicona autoadhesivas.

4.- Use equipos de calefacción y refrigeración eficientes. Si tiene radiadores eléctricos o convectores de resistencia eléctrica, sustitúyalos por bombas de calor de clase A o superior. Por cada kWh eléctrico consumido proporcionan 3 o 4 kW/h térmicos. Si cambia de caldera, hágalo por una de condensación.

5.- Si tiene calefacción y/o agua caliente central, proponga a la comunidad instalar contadores individuales o estimadores de costes de consumo. Además de adelantarse a una medida que será obligatoria en 2016, el hecho de que cada uno pague por lo que consuma nos hará ser milagrosamente más eficientes. El vecino se lo pensará bien antes de abrir las ventanas en invierno cuando tenga calor, ya que no será la comunidad quien lo pague, sino él.

6.- Si no tiene instalados en la casa termostatos por zonas, ponga llaves termostáticas en los radiadores. Son económicos y permiten regular la temperatura de cada estancia de forma automática e independiente, apagando cada radiador cuando se alcance la temperatura deseada. Aumentar en un grado en invierno puede incrementar el consumo en torno a un 7%

7.- Instale termostatos digitales programables por zonas (o llaves termostáticas programables). Así podrá programar temperaturas diferentes según horarios y días, utilizando la energía solo donde y cuando se necesita. Por ejemplo, regulando desconexiones durante la noche o si tiene pensado estar fuera el fin de semana. Además, evitará los consumos por olvidos al apagar manualmente la calefacción.

8.- Regule la calefacción y el aire acondicionado a una temperatura adecuada. En el hogar, entre 19 y 21 ºC en invierno y entre 24 y 26 ºC en verano. Tenga en cuenta que aumentar en un grado la temperatura del termostato en invierno (o reducirla en un grado en verano) puede incrementar el consumo en torno a un 7%.

9.- Aproveche al máximo la energía del sol y del ambiente exterior. En verano abra las ventanas a primera hora de la mañana y a última de la noche para que el aire exterior refresque la casa y baje las persianas, corra las cortinas o instale toldos en las ventanas situadas al sur en las horas centrales del día. En invierno, al contrario.

10.- Adquiera electrodomésticos de clase A o superior, especialmente en el caso del frigorífico, que gasta mucho al permanecer conectado las 24 horas. Un ejemplo: un frigorífico clase A+++ consume en torno a un 70% menos que un modelo de clase media.

11.- Sustituya las bombillas incandescentes y halógenos por LED. Ahorrará entre el 80 y el 90% del consumo eléctrico en iluminación. Además, la vida útil de los LED es muy superior (30 veces más que las primeras y 15 veces más que las segundas), el encendido es inmediato y suelen estar garantizados.

12.- Valore si una tarifa con discriminación horaria le compensa. La respuesta es afirmativa si más de un 28% de su consumo eléctrico tiene lugar de las 22.00 a las 12.00 h del día siguiente (23.00 a 13.00 h en horario de invierno). Tenga en cuenta que puede programar muchas electrodomésticos para que funcionen durante las horas de tarifa reducida: lavadoras, lavavajillas, etc.

13.- Ajuste la potencia eléctrica contratada. Redúzcala hasta el valor mínimo necesario, que puede calcular sumando las potencias de todos los aparatos que tenga previsto utilizar simultáneamente en el momento de mayor consumo. Cuando realice ese cálculo, valore si realmente necesita usarlos todos a la vez.

14.- Instale un equipo sencillo de medida de la demanda eléctrica. Así conocerá su gráfica de consumo a lo largo del día y verá la potencia eléctrica que necesita. También se hará una idea del consumo de cada electrodoméstico (y podrá actuar en consecuencia) y detectará si existen ineficiencias; por ejemplo, consumos nocturnos debidos a la conexión de aparatos a la red aunque no estén funcionando.

15.- Desconecte completamente los equipos que no esté usando. Si no lo hace, permanecerán en modo de espera (stand-by), pero seguirán consumiendo una energía que, según la agencia Eurostat, puede llegar al 7% del consumo eléctrico del hogar.

17.- Instale energías renovables si puede: solar térmica (para agua caliente, calefacción y piscinas), solar fotovoltaica (para generación de electricidad), geotérmica (que aprovecha la temperatura del subsuelo), biomasa, eólica, etc. Requieren cierta inversión inicial. Consulte a un profesional para que le asesore.

 

Compartir


Leé también...

Noticias

La zona alrededor del Punta Carretas Shopping sigue buscando un rumbo comercial

Varios fenómenos ocurren en paralelo, aunque en direcciones que parecen opuestas, en la porción del barrio que bordea al shopping.

En este momento, ¿conviene más comprar o alquilar vivienda?

Este es un año particular para el mercado inmobiliario. A la disminución de permisos de obras nuevas, el fortalecimiento del dólar, el aumento en los costos de construcción y la coyuntura argentina, se sumar una mayor incertidumbre por ser este un año electoral.

El arte de ponerle precio a una propiedad.

El mercado inmobiliario en nuestro país no ofrece demasiada información a la hora de realizar una tasación formal si lo comparamos por ejemplo con la información que ofrece el sistema MLS en Estados Unidos en donde cualquier persona puede saber con exactitud el precio en que fue

¿Por qué las empresas demoran la decisión de Mudarse?

Mudarse es positivo, ayuda a priorizar, a dejar todo aquello que ya no sirve, a mejorar la calidad de vida, a reorganizar la forma de trabajar y finalmente aumenta la rentabilidad.

Javier Lestido, Director de Sures Bienes Raíces, habló sobre las fortalezas y debilidades del negocio de bienes raíces en Uruguay

La fortaleza es que dentro de la región Uruguay es un país estable, donde la gente siente que las reglas son claras y es un país donde se puede confiar.

¿Cuánto de los ingresos se debería destinar al alquiler?

En Montevideo se dedica en promedio 23% de los ingresos al pago de alquiler.

¿Cuánto cuesta tener un local en las principales calles comerciales de Montevideo?

18 de Julio, avenida Italia, Arocena y calles de Punta Carretas son algunas de las más cotizadas

Compraventa de inmuebles por al menos US$ 1.680 millones en 2017

El volumen de negocios fue el mayor desde 2014; DGI recaudó US$ 67 millones por impuestos

Sinergia abre en Punta Carretas para el sector corporativo

Invertirá unos US$ 2,5 millones para captar empresas de más de 50 personas

La vivienda, el sueño de muchas familias y una de las variables que más impactan en el presupuesto del hogar a la hora de alquilar

El Instituto Nacional de Estadística INE dio a conocer los números para el cierre del año 2016.