¿ Invertir en el mercado de Real Estate ?

30/10/2019

1 de 3

En estos 9 años de trabajo en Real Estate tuve el gusto de estar reuniendo con diferentes perfiles de inversores, que van desde clientes de gran escala hasta pequeños inversores.

En su mayoría, todos tenemos presente en algún momento de nuestras vidas la idea de invertir, con el objetivo de aumentar nuestro capital y obtener una renta “haciendo que nuestro dinero trabaje por si solo” cómo se dice popularmente.

Dentro de las posibilidades que existen hoy por hoy para invertir, podemos encontrar por ejemplo bonos, letras de regulación monetaria, acciones, etc. Enfocaré esta nota en exponer las principales ventajas y desventajas que presenta la inversión en Real Estate.

La inversión en inmuebles está considerada cómo la opción más simple y segura en la jerga popular.

A pesar de esta creencia, el Real Estate no es tan simple como parece. Hay que capacitarse o asesorarse y analizar diferentes opciones de forma correcta, para decidir de manera eficiente. Si estás pensando invertir en un inmueble es imprescindible que conozcas los aspectos positivos y negativos que presenta esta modalidad de inversión.

Aspectos positivos:

Sentido de valor tangible:

Esta inversión tiene la característica de poder ser palpable y contar con una locación concreta. Percibimos una mayor seguridad y resguardo de nuestro capital. Es por esto que esta modalidad de inversión es elegida por tantas personas frente a un bono, una acción o hasta las nuevas modalidades cómo son las criptomonedas. 

Aplacar los riesgos:

Los riesgos que pueden presentarse en estas inversiones son por ejemplo daños climáticos, hurto, incendios, entre otros que pueden afectar el valor del inmueble. Sobre estos riesgos se pueden hacer seguros que respondan de forma eficiente.  

Cualquiera puede invertir:

No hay que ser un experto en economía y tener un amplio conocimiento si lo comparamos con lo que es invertir en acciones de una empresa o bonos. El tiempo y el conocimiento de aprendizaje para invertir en este mercado es mínimo comparado con el conocimiento para invertir en el mercado de acciones.

Tener el control:

Sobre un inmueble de propiedad se tiene el control en su totalidad pudiendo realizar y ejecutar sin mayores restricciones las decisiones que se crean más convenientes.

Renta Mensual:

Mientras el inmueble esté arrendado, genera un ingreso mensual para el propietario. Esta renta puede ser garantizada e incluso asegurada por algunas prestadoras de servicios de garantías de alquileres.

Aumenta su valor con el tiempo:

Si el inmueble es bien seleccionado aumenta su valor en el tiempo haciendo que su capital aumente. Hace 10 años atrás un monoambiente en el centro de Montevideo tenía un valor de aproximadamente U$S 24.000, hoy en día ese tipo de propiedades fácilmente duplicó su valor.

Protección contra la inflación:

La principal variable que afecta el precio de los inmuebles nuevos es el costo de construcción.  Estos costos son trasladados de forma directa al mercado, y al igual que con los autos, el precio de los usados está definido por el precio de los nuevos. El aumento del costo de construcción en los últimos 10 años ha sido superior a la inflación.  

Una barrera contra la volatilidad especuladora:

La compra-venta de un inmueble es un proceso de algunos meses de duración y no se puede hacer de forma inmediata. Es por eso que este mercado no tiene sobresaltos especulativos como puede pasar con una criptomoneda o con un bono, que en pocos días puede variar fuertemente su valor. También es un mercado que se ve menos afectado por las crisis internacionales, los valores dependen más de factores locales que de la economía global.

Aspectos Negativos:

Ausencia de portafolio:

Las inversiones inmobiliarias demandan un capital elevado por lo que generalmente se concentra todo el capital en uno, o en pocos inmuebles.  Esto no nos permite diversificar y contar con una cartera de inversiones para mitigar el riesgo como se hace en otros mercados.

Liquidez:

El proceso y los tiempos requeridos para poder vender un inmueble son más lentos que en otros productos de inversiones. Por lo general se estima que este proceso lleve alrededor de 6 meses.

Costos de inversión indirectos:

A la hora de realizar este tipo de inversiones hay costos que deben ser considerados más allá del precio del inmueble. Estos son los honorarios de escrituración,  comisión inmobiliaria,  impuestos y reparaciones de la propiedad si requiere.

Inquilinos problemáticos:

Los malos inquilinos pueden generar problemas como dañar el inmueble, no realizar los pagos correspondientes y a veces pueden llegar a negarse a abandonar la propiedad. Estos casos son los menos pero existen y pueden causar estrés, generar gastos y pérdida de tiempo.

Periodos de vacancia:

Existen períodos de vacancia en donde el inmueble está desocupado y se requiere conseguir un inquilino. En este período la propiedad no estaría generando una renta y en caso de contar con expensas por ejemplo, deberán ser cubiertas por el propietario.

Compartir