Las urnas también afectan al mercado inmobiliario.

10/10/2019

1 de 3

Estamos actualmente en una coyuntura muy especial. Ya es sabido que los años electorales son años especiales; tanto las familias cómo las empresas postergan sus decisiones a la hora de mudarse, hacer una inversión o relocalizarse.

 Esto se debe a que no tienen claro cual va a ser el gobierno de turno y cuales pueden llegar a ser sus políticas económicas. Estamos en un año en el que si bien las operaciones de compra venta no están en pausa, el mercado se presenta mas bien frío.

A este contexto le sumamos un ingrediente que no es nada nuevo, la situación económica Argentina y su año electoral, que coincide con el nuestro. Las internas de este país y la amplia posibilidad de que Alberto Fernández sea el futuro presidente, trajeron cómo consecuencia una fuerte reacción tanto de los mercados financieros como de muchas familias argentinas. El próximo gobierno de este país tendrá que enfrentar un alto déficit fiscal, un fuerte desequilibrio de la economía y una inflación elevada entre otros factores.

Pudimos apreciar como primer consecuencia que el dólar aumento su valor en nuestro mercado y esto afecta directamente al mercado inmobiliario. Por un lado están lo Uruguayos que tiene sus dólares ahorrados y ante una suba pronunciada especulan esperando que el precio de los inmuebles bajen. Hacen ofertas más agresivas esperando descuentos mayores sobre los precios de publicación.

Además están las personas que buscan comprar mediante un crédito hipotecario. El aumento pronunciado del dólar, que fue mayor que el de los salarios, hace que las familias pierdan poder de compra en dólares y queden descalificadas del préstamo o tengan que buscar una propiedad de menor monto que la prevista.

Por otro lado están los vendedores y los valores de los inmuebles, que no bajan su precio, ya que no quieren perder patrimonio en dólares. Esto hace que las expectativas de los compradores y los vendedores estén desencontradas, y que el nivel de operaciones en lo que transcurrió del año haya sido bajo.

Desde Argentina también llegan noticias que las vemos como una oportunidad para nuestro sector. Las consultas de argentinos por comprar propiedades en nuestro paísfsdfntaron i secomprar propiedades en nuestro palicacial Estate. No todas las persoans nali se aumentaron exponencialmente. Se triplicaron después de las “paso” o las internas cómo las llamamos en Uruguay. Este fenómeno ya lo vivimos y lo que pasa es que cuando Argentina esta mal muchos tienden a sacar su dinero y refugiarlo en Uruguay, por la seguridad que nuestro país ofrece en materia legal, económica y en un mercado de inmuebles estable. La llegada de los argentinos está dotando al mercado de una tónica diferente para los últimos meses del 2019. Si bien los uruguayos y los argentinos somos vecinos con ciertas similitudes, los compradores de la vecina orilla cuando se deciden a desembarcar en un mercado lo hacen con fuerza, cómo ya paso hace algunos años atrás.

 

Si bien hay muchos mecanismos para refugiar ahorros, las propiedades siguen siendo el lugar más seguro, ya vimos lo que pasó con la bolsa en el último año y otras inversiones más actuales cómo las criptomonedas. En Uruguay las propiedades tienden a valorizarse con el tiempo y esto es algo muy valorado tanto por los uruguayos como por los argentinos que se ven atraídos.

Es crucial lo que va a pasar en los próximos meses en materia política y económica tanto en Uruguay como en Argentina, para saber como va a ser el cierre del año y el comienzo del 2020. Es fundamental la percepción que se genere de las expectativas económicas a futuro para la adquisición de bienes durables cómo son los inmuebles.

Lic. Carlos Aliano

Compartir