¿Por qué las empresas demoran la decisión de Mudarse?

24/09/2018

1 de 3

Mudarse es positivo, ayuda a priorizar, a dejar todo aquello que ya no sirve, a mejorar la calidad de vida, a reorganizar la forma de trabajar y finalmente aumenta la rentabilidad.

Y si es tan bueno, ¿Por qué las empresas no se mudan frecuentemente? Mudarse tiene un costo y además puede llegar a ser traumático. Tomar la iniciativa y pensar cómo se trabajará en el futuro y definir qué se necesita y dónde ubicarse y buscar opciones en el mercado y compararlas y encontrar la mejor y ser eficiente, y todo esto sin perder foco en el negocio; es un verdadero desafío.

Es por eso que muchas veces, si bien las empresas cambian su modelo de negocio, crecen, se fusionan, se dividen; el espacio físico en el que trabajan sigue siendo el mismo durante años.

Se termina adaptando la forma de trabajo en función del inmueble, porque no hay tiempo de resolver este tema, que en principio no se entiende como prioritario y no se logra ver esta oportunidad de mejora.

Así encontramos puestos de trabajo en corredores, oficinas sin luz ni ventilación natural, equipos de trabajo separados en distintos pisos, oficinas tipo “laberinto” e inclusive, actividades incompatibles en un mismo espacio . Estas situaciones, que son al comienzo soluciones temporales, terminan perdurando meses, años y generando muchas veces pérdidas de talentos e inclusive afectando el clima interno. En definitiva se termina afectando la rentabilidad de la empresa. Por eso es fundamental entender la oportunidad que significa mudarse a tiempo!

Contar con asesoramiento profesional permite tomar rápidamente una decisión informada y definir con claridad la mejor forma de trabajar y el mejor lugar en el mejor momento sin dejar de concentrarse en el core del negocio.

Compartir